jueves, 8 de noviembre de 2007

Suponiendo que en Colombia las FARC y el gobierno firmaran un acuerdo de paz, que se acordara la desmoralización de los guerrilleros a cambio de no ser condenados por ningún delito, o de obtener condenas muy bajas. ¿Que tanto perdón daríamos los colombianos? ¿Se daría impunidad a cambio de paz?

Todos dicen que se debe llegar a un acuerdo político, pero ese acuerdo no es tan sencillo de lograr. Porque para negociar con la guerrilla se debe ceder demasiado. Por ejemplo: las FARC dicen tener una ideología política (aunque con sus hechos no lo demuestren), lo que llevaría, para lograr la paz, permitirle a sus desmovilizados participar en política. ¡Que tal Raúl Reyes senador de la República! no importarían todos sus delitos, todos los crímenes que cometió, por dejar la guerra se acepta todo.

Entonces la paz llevaría a la impunidad. ¿Porque? porque ningún jefe guerrillero se desmovilizaría si tiene que pagar una condena de 40 años de cárcel. Así que los ex combatientes no pagarían sus crímenes, solo tendrían penas simbólicas, sino la amnistía total.Un proceso de paz no busca justicia, busca la paz. Y aunque suene mal, la paz solo se logra con perdón y olvido, es decir, con una gran dosis de impunidad.

Y es allí donde surge la pregunta. ¿Cuanto perdonaríamos los colombianos? ¿Olvidaríamos los crímenes cometidos, por tener paz? Pues un ejemplo es lo que sucede con la desmovilización de las Autodefensas. No es un proceso perfecto, tiene muchas fallas, pero en general, esta funcionando. ¿Y porque funciona? porque busca la reconciliación, el perdón y la reparación a las víctimas. ¿Que existe impunidad? Pues claro, porque ningún proceso de paz puede garantizar un castigo fuerte a quien voluntariamente se desmoviliza. Es allí donde se debe mostrar la grandeza del perdón.

A mi no me gustaría, y creo que a ningún colombiano, que los comandantes de las AUC o de las FARC no paguen mas de 5 años de cárcel. Sin embargo, la paz tiene ese enorme precio.Porque si no existiera el perdón, nunca terminaríamos esta guerra interna. La venganza no puede ser un obstáculo. Ya han habido demasiados muertos, y aunque suene paradójico, hay que perdonar a los criminales de esos muertos, para que no hayan mas muertos. El perdón no es fácil, pero es necesario. ¿Que cantidad de perdón se necesita para lograr la paz? Muchísima.

1 comentarios:

Charly dijo...

Dos cosas.
1. En todas las soluciones de conflictos a nivel mundial, ha sido necesario una buena dosis de perdón y, por consiguiente, impunidad. Por lo tanto, un proceso de paz debe contemplar indiscutiblemente esta posibilidad.
2. No estoy de acuerdo con el enfoque del texto. Tenemos que partir de una base, además de histórica, muy real: En Colombia existe conflicto social, político y económico, con expresiones armadas. En ese estado de cosas, deponer las armas NO sólo debe conformar un proceso de paz. La negociación debe atravesar todas las estructuras, repito, social, políticas y económicas de la Nación.
Quizá el proceso más interesante que haya tenido el país, en cuanto a intentar una negociación de los conflictos, fue el escenario puesto en El Caguán. Por qué falló, es una otra discusión, pero allí estuvimos quienes planteábamos una reestructuración fundamental de las estructuras de este país para avanzar en un proceso de reconocimiento, paz, perdón y reconciliación.
Estoy totalmente seguro que el perdón y el olvido debe ser un proceso negociado entre los actores del conflicto y TODA la población civil. No concibo un proceso de paz sin la participación de nosotros, el pueblo que ha sido víctima de este inequitativo país.
Un abrazo!